Guía definitiva para conseguir el cabello soñado

Conseguir un cabello sano y bonito es mucho más sencillo, práctico y cómodo de lo que imaginas. No hace falta tener una rutina beauty de celebrity, con estos sencillos pasos conseguirás todo lo que deseas de tu melena.

El ritual beauty del que te hablamos está agrupado en tres sencillos pasos: pre-lavado, lavado y secado.¿Quieres saber todos los secretos? 

Pre-lavado: prepara tu melena 

El ritual pre-lavado es uno de los esenciales, algo tan básico que puede cambiar por completo el resultado de tu cabello. Para ello, debes cepillar tu melena antes de la ducha para eliminar restos de laca, geles o espumas y facilitar el desenredo posterior. 

Lavado: aporta todo lo que necesita tu melena 

Ya en la ducha, existen varios pasos que debes tener en cuenta. Primeramente, aplica el jabón en las manos, realiza espuma y aplica sobre el cabello. Te recomendamos que realices dos aplicaciones de champú, una primera de forma rápida y una segunda en la que dejes actuar el champú entre 2 y 5 minutos. No olvides masajear la raíz y los contornos e insistir en la zona de la nuca y detrás de las orejas. 

La temperatura y el tiempo en el aclarado son claves. Si el agua está muy caliente puede estimular la producción de las glándulas sebáceas y, por el contrario, si está muy fría puede no aclarar de forma adecuada. Por ello, te recomendamos que optes por un término medio y dediques tiempo para que quede un cabello bonito y con volumen. Eso sí, los minutos de agua fría puedes asignarlos al final del enjuagado para que tu cabello quede con mucho más brillo. 

Tras el champú, no olvides el acondicionador, un imprescindible que muchas olvidamos o saltamos (en el caso de los cabellos finos), pero es  un completo error. El acondicionador es el aliado perfecto para reducir el encrespamiento, la sequedad y los enredos, así que usa poca cantidad y aplica sólo en las puntas, tu melena te lo agradecerá. 

Además del ritual habitual de champú y acondicionador debemos llevar a cabo tratamientos específicos de forma periódica. Una vez a la semana es conveniente aplicar una mascarilla indicada para nuestro tipo de cabello, aportando así las vitaminas que necesita. 

Secado: último paso del ritual 

Una vez finalizado el ritual de lavado, podemos proceder al secado. Debes tener en cuenta que el cabello mojado es mucho más sensible y tiende a romperse con facilidad. Por ello, te recomendamos que retires la humedad con una toalla, sin frotar, presionándola sobre la cabeza para que absorba el exceso de agua. Posteriormente, procede al cepillado empezando con un peine de púas anchas de medios a puntas hasta llegar a la raíz. Muchos estilistas recomiendan el secado al aire, pero todas sabemos que es mucho más rápido y efectivo el secador, por ello, debes tener presente los siguientes tips: utiliza siempre boquilla para dirigir el aire y obtener un resultado más pulido y con brillo. Siempre seca a una distancia de 15 cm y a una temperatura media. De este modo, evitarás que sea tan agresivo para tu cabello. 

Y si estás interesada en artículos como Guía de belleza do it yourself o cómo conseguir el tono soñado desde casa que levanta pasiones o quieres estar a la última en las tendencias que se llevan, conocer trucos diarios para cuidar tu cabello o como lucirlo a la última, no dudes en seguirnos en nuestras páginas de  Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Pinterest.

Sin comentarios

Deja tu comentario

ALEA NEWS

Apúntate para estar al día de nuestras novedades, beauty tips, promociones y
muchas sorpresas más. ¡Un montón de trucos te están esperando!

ALEA

COMMUNITY

Sigue a @aleacosmetic en Instagram y comparte tus productos favoritos con el hashtag #PasionAlea

¡ÚNETE

A NOSOTROS!

Call Now Button